Protegiendo incluso el exterior

La protección de una vivienda es un asunto muy serio que necesita de un buen análisis con el fin de que sea efectiva. No se puede comparar la protección que necesita un chalet aislado en el campo con la que necesita un apartamento en un bloque de pisos en un recinto cerrado. En cada caso la protección tiene una parte común, pero luego necesita de ciertos refuerzos según las características del inmueble.

Existe una protección que se adapta al tipo de viviendas. Se compone de un kit básico que se puede ampliar con diferentes componentes y de ese modo blindar correctamente el inmueble, para que sea un lugar seguro y protegido. Securitas Direct es una empresa líder en el sector de las alarmas que ofrece este producto tan novedoso como innovador, y que es toda una garantía.

Lo primero que se protege son las zonas exteriores de una vivienda, ya que es mejor evitar que el ladrón entre a robar. El efecto disuasorio se ha demostrado a lo largo del tiempo que, aunque es difícil de medir, sí que evita muchos intrusismos y robos.

Para las zonas exteriores existen los carteles disuasorios, que se colocan en zonas como la puerta principal, las ventanas o incluso la fachada exterior. Son carteles diseñados con materiales de calidad que soportan bien el paso del tiempo y las inclemencias del tiempo. Sus diseños y colores permiten no desentonar con ningún tipo de vivienda y su objetivo es informar a los amigos de lo ajeno que la vivienda se encuentra vigilada por cámaras de seguridad, que se encuentra conectada a la Central Receptora de Alarmas las 24 horas del día, que Securitas Direct es la compañía que ofrece la protección y que se avisa a la policía.

También en el exterior se colocan cámaras de vigilancia, que posee un flash muy potente que toma imágenes incluso de noche. Estas cámaras captan imágenes con gran calidad, que se almacenan en la nube y que la Central Receptora de Alarmas envía a la policía para que pueda identificar al ladrón.

El detector perimetral se coloca en la zona exterior de jardín o patio y es capaz de detectar cambios de temperatura y desplazamiento del calor. Por lo tanto, detecta la presencia del intruso y hace que salte la alarma, para que inmediatamente la Central Receptora de Alarmas entre en juego y avise a la policía.