Cambio a través de las palabras

Usamos palabras todo el tiempo, las usamos para expresar nuestras ideas a otras personas e influenciarlas.

Grandes líderes y figuras públicas usan el poder de las palabras para motivar a las personas y hacer que se comporten y piensen de una determinada forma.

Un claro ejemplo son los políticos, saben las palabras que deben utilizar en cada una de sus apariciones públicas.

Otro ejemplo son los entrenadores de fútbol. Hay muchos ejemplos de equipos pequeños equipos que han conseguido grandes éxitos basados en el gran labor motivador de sus entrenadores.Y que las ha ayudado en su superación personal.

De lo que no nos damos cuenta muchas veces es que las palabras nos influyen en el momento que las pronunciamos.

¿Sabías que los esquimales tienen más de una palabra para describir la nieve? Eso es debido a que la nieve es una parte muy importante de sus vidas. Tienen más experiencias con ella por lo que tienen las palabras para describirla.

Se puede aprender mucho acerca de una persona con tan sólo escuchar lo que dice. Por ejemplo, si usa mucho la palabra soledad ,temor, significa que forman una parte importante de su vida.

Otro ejemplo del poder de las palabras es el siguiente:

Simplemente cambiando el nombre de tu puesto de trabajo a algo como supervisor, director, jefe, nos sentimos mejor incluso si hacemos el mismo trabajo y mantenemos el mismo salario. Lo único que ha cambiado es el nombre que nos ha hecho sentir más importante. Cuándo nos sentimos mejor, trabajamos mejor.

Las palabras han creado muchos de nuestros pensamientos. Te propongo un ejercicio, repite la palabra miedo durante 30 segundos. Cómo te sientes? Tienes miedo? Para cancelar ese efecto negativo di la palabra amor durante un minuto.

Este ejercicio nos muestra que cambiando nuestras palabras cambiamos también la forma en la que nos sentimos y la forma en la que actuamos.Esto los podemos aplicar en nuestra superación personal diaria. Las palabras son sólo una forma de energía y no son ni buenas ni malas, lo único es que unas te ayudan a conseguir lo que deseas y otras no.

No todos usamos las mismas palabras para describir la misma situación por lo que no experimentamos los mismos sentimientos y eso provoca que no actuemos igual. No cambia el evento , cambian las palabras usadas.

De hecho una de las razones por la que la gente se hace parecida a los amigos y familia con los que pasan mucho tiempo es que empiezan a usar sus mismas palabras.

Para cambiar nuestras vidas necesitamos saber que palabras utilizar en lugar de esas palabras negativas. Y además necesitamos empezar a borrar algunas de ellas de nuestro vocabulario.

No digas Odio algo usa Prefiero otra cosa.

No digas estoy enfadado, di estoy un poco molesto

No digas fracaso, di resultado, o lección.

Estos son sólo unos ejemplos, intenta hacerlo con todas las palabras negativas y verás como conseguirás moderar tus estados negativos y aumentar los positivos.