10 ventajas de las construcciones en madera

En nuestro país las casas de madera no son tan populares, pero cada vez más personas deciden invertir en este tipo de construcciones motivados por los distintos beneficios que pueden tener y que son bien conocidos por los habitantes de regiones como Escandinavia y Norte América; donde el 90% de las viviendas están elaboradas con madera. Asimismo, en países en que los temblores y terremotos son más o menos frecuentes como Japón, se requiere por ley que las edificaciones de ciertas zonas estén hechas en este material, pues es más flexible y resistente a los movimientos telúricos.

Si bien la madera no es un material 100% perfecto para construir ni es bueno para todos los casos, es innegable que es muy versátil y posee muchos beneficios y ventajas que suelen pasar desapercibidos para una gran cantidad de individuos que podrían aprovecharla para disminuir los costos de construcción y mejorar ciertas condiciones y características del lugar que están creando. Algunas de estas ventajas son:

1. Ahorro de energía

En los lugares donde las estaciones son bien definidas y los climas extremos, una construcción en madera puede funcionar como un aislante excepcional, lo que evita que el calor o el frío se escape de la vivienda. Esto se traduce en un ahorro considerable en energía (y por consiguiente, de dinero) para mantener la temperatura adecuada en el interior de la casa. En efecto, se requiere 60% menos energía para regular la temperatura de una construcción elaborada en madera que en una de ladrillos.

2. Se construye más rápido

Comparada con ladrillos, concreto y acero, la madera es un material ligero, fácil de transportar y manipular; por lo que los tiempos de construcción de cualquier estructura se reducen considerablemente. Muchas construcciones de madera vienen con estructuras pre-ensambladas, lo que facilita aún más la instalación de los distintos módulos y acelera el trabajo. Además, es mucho más sencillo hacer instalaciones internas, aislamientos y otras adiciones en madera.

3. Más económico

La madera suele ser mucho más económica que otros materiales, construir con este material requiere menos personas, menos materiales y requiere menos tiempo de instalación. Todo esto reduce el precio final de la obra. En efecto, es el material preferido en lugares con tendencias a huracanes y tormentas; pues un huracán categoría 5 puede derribar una estructura de ladrillos igual que una de madera, pero es mucho más económico reconstruir las de madera.

4. Es versátil

Hay cientos de tipos de madera que pueden emplearse para obtener distintos acabados, para adaptarse a diferentes condiciones ambientales o para construir distintos tipos de espacios. Cada tipo de madera tiene propiedades únicas: hay algunas que son perfectas para aislar la temperatura, hay unas perfectas para hacer suelos, otras ofrecen mejor acústica mientras que algunas son más resistentes o flexibles, lo que las hace ideales para la construcción de estructuras y vigas. Hay una madera perfecta para cada tarea, y muchas formas de tratarla y utilizarla para que cumpla su cometido.

5. Fácil de alterar o remodelar

En las casas de madera es mucho más sencillo hacer remodelaciones. Tareas como mover una puerta, quitar una pared e incluso instalar tuberías o cableados nuevos resultan increíblemente sencillas y rápidas, comparadas con las casas de ladrillo o concreto; pues requieren menos personal y materiales para su ejecución.

6. Estética

La madera admite cientos de acabados. No sólo porque cada tipo de madera tiene su propio grano, color y textura, sino que es posible pintarla, barnizarla, pulirla y tintarla. Asimismo, admite la instalación de otros materiales sobre ella, por lo que las posibilidades estéticas son básicamente infinitas.

La madera puede adaptarse con facilidad a básicamente cualquier forma, ambiente y condición; con madera es posible crear desde techos y estructuras con curvas caprichosas hasta suelos pulidos y elegantes. No en vano es uno de los materiales preferidos de los diseñadores, arquitectos y decoradores de interiores y es parte de distintos estilos decorativos y arquitectónicos.

7. Es amigable con el ambiente

La madera que se utiliza en la construcción de casa, casetas, pérgolas y demás estructuras suele provenir de bosques 100% sustentables. Como si fuera poco, las estructuras de madera absorben y almacenan el CO2 del ambiente y tienen un impacto positivo en las emisiones de carbono, en la medida en que por cada árbol cortado se planta uno nuevo.

Los árboles más viejos (que son los que se emplean para construir) consumen menos carbono que los jóvenes, que son los que se plantan para sustituir los utilizados; es decir, se está aumentando la cantidad de árboles que contribuyen a regular la cantidad de carbono en el ambiente. Además, la madera es biodegradable, produce menos emisiones de carbono en su producción y cuando se emplea en la construcción de estructuras.

8. Resistente y duradero

La madera es resistente al agua y al óxido, así que es perfecta para construir en zonas cercanas al mar, donde el salitre puede ser un problema severo para las bases metálicas de algunas estructuras. La madera, si está tratada correctamente, es capaz de resistir perfectamente los embates del tiempo, temperaturas extremas y climas variados; y si hay algún problema, es mucho más rápido, económico y fácil reparar o sustituir la parte averiada.

9.Al ser ligera y flexible, es más segura

La madera es más flexible y ligera, lo que la hace ideal para ciertos suelos débiles que se hundirían con el peso de construcciones hechas en materiales más pesados. La madera cede un poco al movimiento, por lo que si alguna fuerza desplaza o mueve los cimientos de una construcción elaborada con este material, se movería para adaptarse al cambio en vez de romperse o agrietarse, por lo que resiste el movimiento de la tierra. Esto la convierte en el material preferido para construir en lugares donde hay terremotos y temblores frecuentes.

10. Es un material natural

Si el interior de una habitación está hecha o recubierta con madera sin tratar, ésta contribuirá a regular la humedad del ambiente, lo que resulta increíblemente beneficioso para las personas con problemas respiratorios y alergias severas. Además, no contribuyen a la formación o creación del polvo; es biodegradable y ecológico.