Ortodoncia para adultos

No existe una edad adecuada para alcanzar la salud buco-dental, por lo que utilizar ortodoncia en la edad adulta resulta un práctica común en la actualidad. Si bien es cierto que cuanto antes se alineen los dientes mejor, nunca es demasiado tarde para tener una sonrisa perfecta. La ortodoncia funciona perfectamente sin importar la edad del paciente y no solo representa una mejoría evidente a nivel estético, sino también en un nivel funcional.

¿Por qué usar ortodoncia en la edad adulta?

Hay quienes no pudieron acceder a un tratamiento ortodóntico durante su infancia o juventud por algún motivo, así que deciden hacerlo ahora que tienen los medios económicos y el compromiso para hacerlo. Otros desean corregir posiciones en los dientes que se han modificado por no usar retenedores luego de tratamientos de ortodoncia hechos en la infancia. Existe otro grupo de pacientes que pueden aprovechar la ortodoncia luego de perder piezas dentales, pues en algunos casos es posible reacomodar los dientes para cerrar el espacio sin necesidad de usar implantes o coronas; mientras que otros pacientes han sufrido enfermedades inflamatorias en las encías que han desplazado las piezas dentales.

También hay personas que tienen problemas con la alineación de la mandíbula, lo que causa problemas de índole física y funcional como dificultad y dolor al masticar, dolores de cabeza intensos y otras condiciones que se creían crónicas pero que están directamente relacionadas con la estructura y posicionamiento dental. Ya sea por razones estéticas o funcionales, la ortodoncia es igual de efectiva sin importar la edad del paciente.

Las ventajas y desventajas de la ortodoncia en adultos

En primer lugar, las ventajas a nivel estético son increíbles y permanentes. El alinear los dientes con un tratamiento de ortodoncia no sólo resulta en una sonrisa hermosa y una mordida sana, sino que además puede, en muchos casos, re-acomodar la estructura del rostro, alargándolo y estilizándolo un poco al corregir y perfeccionar la posición del maxilar inferior. Como si fuera poco, el efecto rejuvenecedor de una sonrisa perfecta es inmediato.

El cambio estético es dramático e importante, además, al asumir el tratamiento en la edad adulta suele ser mucho más rápido y efectivo que cuando se hace en la juventud o infancia. Esto no tiene que ver con la fisiología, sino con la actitud, pues en la edad adulta se tiene la madurez para ser consecuentes con las visitas mensuales de ajuste, el cuidado de los aparatos, la higiene dental y el seguimiento posterior al tratamiento. La ortodoncia en la edad adulta es una decisión personal, consciente y real, por lo que suele completarse con más disciplina.

No hay mayores desventajas en someterse a un tratamiento de ortodoncia siendo adulto, sin embargo, muchas personas afirman que el dolor que produce la ortodoncia al hacer el movimiento de los dientes es mayor, éste es soportable y aparecerá por apenas un día o dos después de hacer los ajustes; lo que es normal durante este tipo de tratamientos. La diferencia no es mucha y realmente vale la pena.Hay quienes pueden sentir vergüenza al sonreír y exhibir los brackets, pero para quienes sean un poco más conscientes de esto, existen distintos tipos de ortodoncia que son un poco más estéticas y que evitan estos inconvenientes, como las instalaciones linguales, que van en la cara interna del diente, el Invisalign y los brackets de cerámica. No hay excusas ni limitaciones, cualquier momento es ideal para devolver la función y estética a la sonrisa.